Inicio | Euskara
Gipuzkoako errausketaren aurkako plataformen koordinadora
|| Nuestra Lucha
|| Hay Alternativas
|| Qué es la incineración?
|| Enlaces
|| Noticias
|| Agenda
|| Descargas
|| Cont@cto
 

Alternativas

En el 2005 publicamos nuestra alternativa, el Plan Director de Gestión de los Residuos de Gipuzkoa, que no es otra cosa que adaptar los sistemas reales eficientes a nuestro territorio, sistemas que ya están en marcha en otros países. Entregamos el documento a las administraciones correspondientes, de las cuales no obtuvimos respuesta. Básicamente se traduce en:

Reducir, Reutilizar.
El primer paso es reducir la cantidad de residuos, principalmente evitando los envases no necesarios y reutilizando lo posible. Para ello habría que desarrollar leyes específicas. Con ésto, directamente, eliminaríamos una parte de la basura de la manera más sencilla, no generándola.

Compostar.
Para los residuos que se generen, la base de nuestra alternativa es la recogida, una recogida puerta a puerta que separe correctamente cada fracción de la basura. El 40 % de nuestra bolsa de basura es materia orgánica (verdura, fruta, carne, pescado, huesos, huevos, y un largo etcétera, crudo o cocinado). Si todo ello es recogido selectivamente desde cada casa, podría compostarse en las cercanías y usarlo como abono para huertas, flores y bosques, ya que es imprescindible para dar estructura a la tierra. Incinerar ésta materia orgánica es perder un recurso.

Reciclar.
Con los envases hay que primar los que se puedan reutilizar y los que tengan un reciclaje sencillo, legislando a tal efecto, y desarrollar una recogida que favorezca el reciclaje.

Centros de tratamiento.
Los residuos hay que tratarlos lo más cercano posible al lugar de generación, evitando enormes infraestructuras, descartando carísimos transportes, y dedicando especial atención a los grandes generadores (centros comerciales, distribuidores de frutas y verduras, etc).

Vertederos.
Pero no faltemos a la verdad. Todos los sistemas conocidos necesitan del vertedero, sobre todo la incineración, donde el 40% de la basura que entra sale en forma de residuo. Esto necesita un vertedero para residuos tóxicos y peligrosos. Pero con un sistema correcto, reduciríamos lo destinado al vertedero al 10% del total, pudiendo ésta cifra cambiar en función de la calidad de la gestión de residuos usada por la administración. En el año 2005 la mancomunidad de San Marcos recuperó el 31,71%, es decir, el 68,29% fué al vertedero, y ésta es la cantidad que quieren incinerar. Y ello teniendo en cuenta que según datos de la diputación, el 95% de la bolsa de basura es reciclable.

No aceptamos que la materia orgánica que podría ser compost y la materia prima que son los envases usados esté destinada a arder, utilizando para ello gas o petróleo.